Contactar por formulario

Contacto
Contacto
<< Volver a Proyectos

Ecuador Pavilion

   

 

En el diseño del proyecto, la idea era hacer resaltar el pabellón por encima de los del entorno a través de la fachada, enlazando a su vez con elementos singulares y folclóricos del país. Para ello, se adaptó y actualizó una gráfica inspirada en los tejidos de la región de Otavalo. La elección de las cortinas de aluminio KriskaDECOR como soporte óptimo para reproducir los diseños, aportó el cromatismo y el brillo idóneo para tal propósito, así como el movimiento sutil que transmite la sensación envolvente de los tejidos. 

El efecto del sol y de la iluminación prevista, potencian la calidad y el efecto final, suponiendo un verdadero éxito entre el público asistente.

El recubrimiento de la fachada está fabricado en cadena de aluminio anodizado KriskaDECOR y se divide en cuatro caras con una altura media de 9 metros, llegando a alcanzar  en algunos puntos los 10,5 metros. La cara norte y la cara sur tienen una anchura de 25,4 metros, mientras que la este y la oeste, 15 metros cada una. La ligereza del material ha permitido crear esta estructura metálica de enormes proporciones. 

Los colores utilizados, gamas de amarillos, rojos, lilas, azules y verdes, representan el colorido existente en todas las regiones del país; su gente, paisajes, etnias, artesanías, gastronomía y expresiones culturales de todo tipo, todo ello compendiado en su logo y en su lema “Ecuador Ama La Vida”.

El pabellón, un edificio de aproximadamente 1.200 m2, está dividido en tres plantas en las que el visitante puede hacer un recorrido por las diversas regiones naturales ecuatorianas: el Amazonas, los Andes, la Costa y las islas Galápagos. Se trata de una experiencia “inmersiva” a través de impactantes audiovisuales y efectos sensoriales. 

ZORROZUA y ASOCIADOS, consultoría de diseño con amplia experiencia en diferentes sectores, ha sido la encargada de realizar el diseño, dirección de obra y gestión del proyecto del pabellón.

Ecuador acude a la Expo de Milán para mostrar a los visitantes de las ventajas de su "Buen Vivir" (o "Sumak Kawsay", in Quechua), a la vez que exhibe la variedad de su producción agroalimentaria y su rica biodiversidad. Es la primera vez que el país acude a una Expo con pabellón propio.

Proyecto: Zorrozua y Asociados
Fotos: Marcela Grassi